RACI presenta su Observatorio Internacional de la Sociedad Civil

Durante el 2020 hemos asistido a uno de los fenómenos más rupturistas en lo que va del S. XXI: la pandemia por COVID-19, la crisis sanitaria y el aislamiento social. Durante este tiempo, desde RACI hemos trabajado para acompañar a las Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) brindando recursos que les permitieran adaptarse a este nuevo y desafiante contexto. En este marco, también hemos mapeado el estado de las OSC y sus enormes contribuciones en el sostenimiento de numerosas comunidades vulnerables a lo largo y a lo ancho de nuestro territorio

Otra de las iniciativas que hemos desarrollado fue la creación de un Observatorio Internacional de la Sociedad Civil. Desarrollado en sus inicios en alianza con el Grupo de Asociaciones Nacionales de CIVICUS (AGNA), hemos constituído un grupo de trabajo de jóvenes investigadores compuesto por practicantes universitarios y voluntarios RACI, que monitorean el estado de la Sociedad Civil en las diversas regiones del mundo (América, Asia-Pacífico, África, Medio Oriente y Norte de África y Europa). La propuesta de RACI para este observatorio es ofrecer una mirada y posible recorte de diversos aspectos destacables de la Sociedad Civil del mundo desde el prisma específico de nuestra región, desde América Latina, desde el Sur Global. 

Basándose en fuentes secundarias como informes, campañas comunicacionales, cartas abiertas, mesas de diálogo y otras instancias ofrecidas por las redes y OSC que operan en cada región, los más de 30 investigadores documentan información relevante para comprender mejor las relaciones entre los gobiernos y la Sociedad Civil en cada caso, las respuestas de los donantes y las iniciativas de las Organizaciones en el marco de los difíciles tiempos que nos encontramos atravesando. El grupo de trabajo es liderado por Luana Esquenazi, Directora del Área de Investigación de RACI, con asistencia de Tomás Kiernan, y monitorea hoy más de 80 países en todo el mundo. 

En momentos de caos, incertidumbre y restricciones  del espacio habilitante para casi todas las Sociedades Civiles del mundo, se hace imperativo documentar este proceso, imprimiendo nuevas miradas que colaboren en un entendimiento más complejo del Sector Social, identificando vectores comunes y rupturas, y pensando posibles líneas de acción en la constitución de un sector más fuerte y unificado. 

¡Desde RACI nos encontramos muy entusiasmades con la evolución de esta iniciativa y pronto presentaremos un primer informe con algunos de los aspectos más salientes identificados hasta el momento!

Quienes quieran participar pueden enviar un correo con su Curriculum Vitae y una breve carta de motivación a voluntarios@raci.org.ar