¿Por qué los fondos sin rendiciones son “el tipo de filantropía más preciado”?

“Los fondos sin rendiciones son el tipo de filantropía más valorado” expresó Rich Gilmore cuando The Nature Conservacy, TNC, la organización que lidera, recibió una donación de 1 millón de dolares del emprendedor Robert McLean AM y de su esposa Paula McLean para apoyar la capacidad operativa básica y científica a través de un fondo para la conservación de la naturaleza en Australia.

Gilmore manifestó que los fondos no reembolsables le permiten a las organizaciones hacer una evaluación de lo que son sus máximas prioridades para invertir, a pesar de que, en general, ese tipo de inversiones no resulten inmediatamente atractivas para un donante. Además dan confianza a las organizaciones para innovar y probar nuevas ideas sin tener miedo de fallar.

Según él, una organización necesita construir un nivel de confianza considerable con un donante antes de esperar un fondo no reembolsable. Sin embargo, observa una conciencia creciente por parte del sector filantrópico ante la importancia que estos le otorgan a la fundación de capacidad básica o que repercute en la ejecución de la visión de una organización y un futuro crecimiento constante e impactante.

Robert McLean, Presidente de la Junta Consultiva del TNC en Australia, explicó que la innovación era vital para el éxito de la conservación a gran escala: “Los donantes que brindan fondos sin restricciones fomentan la innovación requerida para lograr impacto al ritmo y a la escala que importa”.

Ejecutando el aporte a través de McLean Foundation, su esposa Paula añadió: “Sentimos que en este momento fue el tiempo correcto para invertir más en la capacidad de la organización a largo plazo e invitar a otros a hacer lo mismo”.

Fuente: https://probonoaustralia.com.au/news/2018/08/untied-funds-precious-kind-philanthropy/