Visita institucional a la Asociación de Ayuda al Ciego ASAC

El día viernes 26 de mayo, el equipo de RACI visitó a una de sus organizaciones socias, una actividad estratégica que realiza de forma mensual desde 2016 con el objetivo de compartir una jornada de intercambio y conocer más de cerca a sus miembros. En esta ocasión se trató de la Asociación de Ayuda al Ciego (ASAC).

La visita se realizó por la mañana. En el lugar nos esperaba Verónica Martella,  Jefa de Desarrollo de Fondos de la institución, quien nos dio una cálida bienvenida y una descripción general de la organización, su historia y los servicios que ofrece.

Nacida en 1963, ASAC es una organización que trabaja para mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad visual mediante una atención integral. Sus servicios se dividen en cuatro modalidades de trabajo: Rehabilitación, Formación Laboral, Centro de Día, y Hogar; todas ellas de gran importancia para lograr el objetivo de la organización.

El primer paso de nuestro recorrido fue al área de rehabilitación, donde la Vicepresidenta de la institución, Graciela Morel, junto con terapistas y algunos concurrentes nos enseñaron la forma en que trabajan. Esta área es la más antigua, y cuenta con dos servicios. En primer lugar, el servicio de Rehabilitación Funcional Integral, cuyo objetivo es lograr que las personas desarrollen al máximo su autonomía. En el tratamiento intervienen la evaluación y el seguimiento médico y psicológico, y el perfeccionamiento de habilidades para la vida diaria como terapias ocupacionales y técnicas de comunicación. Pero además cuenta con un servicio de Rehabilitación Visual, orientado a personas con baja visión que deseen mejorar su eficiencia visual. En ambos casos el tratamiento es totalmente personalizado, respondiendo a las posibilidades, necesidades y deseos de cada concurrente.

Las modalidades Formación Laboral y Centro de Día fueron agregadas más tarde, pero se entrelazan con Rehabilitación. La primera es una propuesta de capacitación que busca la reinserción laboral de las personas, siendo uno de los prerrequisitos que la persona sea independiente en su movilidad y responsabilidades personales. En el Centro de día, por otro lado, se ofrecen una gran cantidad de talleres y actividades. En este espacio se afianzan las habilidades y conductas aprendidas, se favorece la socialización, y se apoya y orienta a las familias.

Por último, y aunque no nos fue posible visitarlo, ASAC también cuenta con un hogar ubicado en el barrio de Almagro, el cual brinda cobertura a personas adultas independientes y con discapacidad visual que carecen de vivienda o tienen problemáticas socio-familiares. El Hogar provee recursos básicos como vivienda, alimentación, y controles médicos y nutricionales, y ofrece la mayoría de los servicios que se pueden encontrar en la sede central.

RACI agradece profundamente a todo el equipo de la Asociación de Ayuda al Ciego por habernos permitido conocer de cerca la labor que realizan y por la calidez brindada a lo largo de la jornada.

Para mayor información, se puede visitar el sitio web de la organización: http://asac.org.ar/asac/.