¡RACI visitó el MAMBA!

Desde hace ya más de un año RACI se propuso visitar cada mes a una de las organizaciones socias de la Red, para compartir una jornada de intercambio y conocer en primera persona el trabajo que realizan. En este caso, el viernes 25 de agosto, el equipo de RACI visitó la sede del Museo de Arte Moderno de Buenos Aires (MAMBA), en el barrio de San Telmo, Capital Federal.

El MAMBA fue fundado en 1956 como un espacio de vanguardia para difundir y promover el Arte Moderno y Contemporáneo en todas sus expresiones. Su misión no es simplemente preservar y difundir su patrimonio cultural, sino generar debate y crear un nexo entre el público y las problemáticas expresadas por las nuevas manifestaciones artísticas.

El Museo ha ido creciendo a lo lago de los años. Por un lado ha crecido su patrimonio, principalmente mediante donaciones entre las que se destacan las de famosos artistas como Alberto Heredia, Antonio Seguí, y León Ferrari. Por otro lado, mientras que al principio el Museo funcionó en diferentes espacios, en 1986 obtuvo su lugar propio, un antiguo edificio que anteriormente perteneció a la tabacalera Nobleza Piccardo al que luego se le sumó el edificio contiguo. Actualmente se realizan obras para unir los dos edificios existentes.

Luego de haber ingresado al edificio de ladrillos colorados y estilo arquitectónico inglés donde se aloja el museo, el Equipo de RACI fue recibido amistosamente por Verena Schobinger y Chantal Casaerdozain, ambas de la Asociación Amigos del Museo de Arte Moderno, con un desayuno listo para comenzar una charla amena. Durante la misma, las anfitrionas explicaron la historia del museo, la Asociación, los desafíos que enfrentan y lo que actualmente ofrecen y esperan poder seguir ofreciendo a la comunidad.

Una vez concluido el intercambio, el Equipo de RACI realizó una visita guiada por el museo donde se pudieron apreciar las dos exposiciones que se están llevando a cabo.

La primera exposición, fue la de Tomás Saraceno: “Cómo atrapar el universo en una telaraña”. Esta exposición consta de dos salas: la primera se encuentra en una sala amplia del segundo piso, mayormente ocupada por telarañas (la más grande construida y exhibida hasta el momento) formadas por miles de arañas durante seis meses. Encuadradas en diferentes figuras, las telarañas forman estructuras similares a nebulosas y galaxias, invitando a pensar el universo como una red de interconexiones. La segunda instalación combina esta misma idea (aracnología y astrofísica) con el sonido y la visión, centrándose en ellos. En casi total oscuridad, un haz de luz hace visible el polvo en el interior de la sala, y la transforma en imagen y sonido de acuerdo a su movimiento. Al fondo de la sala se encuentra la proyección de estas partículas, y hay cómodos lugares para sentarse en la oscuridad y disfrutar de la experiencia.

La segunda exposición es una retrospectiva de la obra de Liliana Maresca, una artista argentina de las artes visuales emblemática de las décadas de los ´80 y ´90. Las obras representadas abarcan un periodo de 12 años, por lo que su diversidad es enorme.

Desde RACI agradecemos profundamente a todo el equipo del MAMBA por habernos recibido y posibilitado conocer a la organización más de cerca, e invitamos a todos a acercarse al museo y experimentar todo lo que tiene para ofrecer.

Para mayor información sobre el MAMBA, ingresar a http://www.buenosaires.gob.ar/museoartemoderno.