Visitamos a Cruzada Patagónica y te lo cuenta uno de nuestros voluntarios

En el marco de las visitas mensuales que realiza RACI para conocer más de cerca a sus miembros, este mes tuvimos la oportunidad de visitar virtualmente a la Fundación Cruzada Patagónica. Se trata de una organización dedicada, desde hace más de 40 años, a garantizar la igualdad de oportunidades en el trabajo y la educación en las poblaciones rurales del oeste de la Patagonia. Como resultado de sus acciones, en las escuelas, en las oficinas o en el medio rural, Cruzada Patagónica contribuye al desarrollo socioeconómico de los territorios. En esta ocasión, le pedimos a uno de nuestros voluntarios, Gabriel Alejandro Orozco, que nos ofrezca su perspectiva sobre esta experiencia. 

Como parte del programa de pasantes y voluntarios de RACI, tuve la oportunidad de sumergirme digitalmente en las labores de una organización con tanta trayectoria e impacto como Cruzada Patagónica. Si bien en las circunstancias actuales la visita se realizó de forma remota, considero que fue una oportunidad que me permitió acercarme más profundamente al equipo detrás de cada proyecto, programa e historia de crecimiento personal.

El viaje comenzó con un relato de la historia y la actualidad de Cruzada Patagónica por parte de Paz Ramis, que desarrolla proyectos de cooperación internacional para la entidad. Esta instancia nos permitió a todos los presentes contar con una perspectiva panorámica de la visión de la organización y de su capacidad de resiliencia en momentos de incertidumbre a través de alianzas público-privadas. Luego se sumaron a la conversación la Coordinadora de Comunicación Institucional, María Victoria Belinche, y la Referente de administración general, Daniela Martínez. En esta segunda parte del recorrido, conocimos en detalle los proyectos de educación agrotécnica, energías renovables y emprendedurismo que lleva adelante la Fundación, así como también sus desafíos actuales en materia de inclusión digital y expansión de sus actividades en Río Negro.  

Me siento agradecido con RACI por haber organizado esta visita y con Cruzada Patagónica por habernos abierto sus puertas a todos aquellos que buscan potenciar su esfuerzo de desarrollo territorial y llevarlo a nuevos horizontes. Estoy seguro de que toda la labor realizada hasta el presente y la proyectada a futuro en el marco de RACI sentará las bases para que cada persona pueda realizarse desde su lugar de origen.

Si querés conocer más acerca del trabajo, las publicaciones y las formas de colaboración de la Fundación Cruzada Patagónica, podés visitar: https://cruzadapatagonica.org/webfcp/.