El rol de China en la ayuda al desarrollo

El anuncio de China de establecer la Agencia de Cooperación Internacional para el Desarrollo indica que el desarrollo es un tema estatal importante que merece atención especializada de alto nivel y apoyo institucional.

El consejero de estado Wang Yong sostuvo que el objetivo de constituir una agencia de cooperación para el desarrollo internacional es mejorar la coordinación de la ayuda exterior, y fomentar su Iniciativa del Cinturón y Ruta de la Seda (Belt and Road Initiative), que busca conectar China con el resto de Asia, Europa y África.

Las responsabilidades de la nueva agencia abarcarán la formulación de políticas de ayuda exterior, como así también su otorgamiento y supervisión. Trabajará directamente bajo el Consejo de Estado (el gabinete chino) y combinará las responsabilidades relacionadas con la ayuda exterior del ministerio de comercio y asuntos exteriores.

“Esto permitirá que la ayuda desempeñe plenamente su importante papel en la diplomacia de las grandes potencias… “, expuso Wang ante el parlamento.

Sin embargo, los datos oficiales que China ha publicado sobre su programa de ayuda exterior han sido escasos durante los últimos años. La documentación más reciente data del 2014, y revela que, para el período de 2010 a 2012, más de la mitad de un total de 14.000 millones de dólares se destinó a África, subrayando el interés de Beijing por el continente rico en recursos fundamentales para impulsar la economía china. El informe en cuestión no proporcionó ningún desglose de los beneficiarios de la ayuda ni cifras anuales. Hacia 2011, China había colocado su ayuda exterior total durante las últimas seis décadas en 256.290 millones de yuanes (40.510 millones de dólares).

Gran parte de la financiación china en el extranjero se realiza en forma de préstamos o créditos a la exportación, que permiten acuerdos de recursos para infraestructura. Según el periódico China Daily, este enfoque confiere a China una ventaja por sobre los Estados Unidos en el continente.

“China ha estado trabajando durante años para tratar de satisfacer las necesidades de África, ayudando a construir ferrocarriles, puentes y puertos. Es por esto que la mayoría de países africanos ha buscado forjar una asociación con China”, expresó el periódico.

Seguí este y más temas en el portal de Thomson Reuters.