ComuniDAS: Un Camino hacia la Economía colaborativa para la Sociedad Civil

Internet y las nuevas tecnologías de información, han permitido impulsar modelos de consumo de servicios y productos de forma alternativa en los últimos años. El modelo de economía colaborativa se basa en prestar, alquilar, comprar o vender productos en función de necesidades específicas, por sobre los beneficios económicos, demostrando que no solamente el dinero es el único valor de intercambio para transacciones. Esto ha permitido construir comunidades de intercambio y fortalecer las capacidades de los emprendedores, empresarios y de personas individuales.

Este modelo, ha despertado el interés de la Sociedad Civil de poder intercambiar servicios y productos para su propio fortalecimiento. De esta iniciativa nace COMUNIDAS, una plataforma de economía colaborativa conformada por organizaciones sociales de América Latina y el Caribe, la cual impulsa el intercambio de servicios, productos y conocimientos que permiten potenciar las habilidades y capacidades de estas. La plataforma ha sido diseñada y puesta a disposición de las OSC, como un ecosistema online que busca solucionar principalmente tres problemas:

  1. La falta de solidaridad en América Latina y el Caribe. En el último estudio de la organización Charities Aid Foundation (CAF) sobre los niveles de solidaridad llamada World Giving Index, no existe ningún país de América Latina y el Caribe que figure entre los primeros 20 países más solidarios, lo cual demuestra la débil cultura cívica y filantrópica que predomina en la mayoría de los países de la región y en todos los sectores de la sociedad, incluida la sociedad civil.
  2. La necesidad de fortalecer la cultura de voluntariado. Estudios recientes realizados por el Centro de Voluntariado Latinoamericano demostraron que, para la sociedad civil, el reclutamiento de nuevos voluntarios y la continuidad de participación de los actuales sigue siendo un reto mayúsculo, el cual afecta el impacto de los proyectos implementados por las organizaciones de la sociedad civil y merma su credibilidad.
  3. La falta de recursos financieros. Según datos recopilados por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), la región de América Latina y el Caribe (AMLAC) ha sido de las menos beneficiadas por la Ayuda Oficial al Desarrollo, en relación con el resto de los continentes. Esto sumado a la poca solidaridad y a un apoyo financiero limitado por parte del sector privado, torna complejo el desarrollo de las organizaciones de la sociedad civil.

Para su primera fase, ComuniDAS cuenta con dos módulos interactivos. En el primero las organizaciones pueden registrarse, brindando información básica para sumarse a la iniciativa. El segundo, es el módulo de registro e intercambio de servicios, el cuál permite a las organizaciones agregar nuevos servicios para su intercambio, bajo las siguientes consideraciones:

  1. Los servicios pueden ofrecerse a distancia y de forma presencial.
  2. Los tipos de servicios pueden ser de asesoría, de capacitación o el desarrollo de un producto.
  3. Las áreas temáticas pueden ser comunicación, fortalecimiento institucional, incidencia, investigación y voluntariado.

Así que, si todavía no te sumaste a la iniciativa, el Centro Regional de América Latina y el Caribe te invita a que puedas hacerlo en: http://comunidas.org/ y así la región revolucione la economía colaborativa para las organizaciones de Sociedad Civil en América Latina y El Caribe.